¿Para qué envolver a tu bebé tipo “taquito”?

Al estar el bebé dentro del vientre de la madre, este se acostumbra a la posición fetal que adoptó, al calor y a la protección dentro del útero, por lo que al nacer el bebé puede sentirse desprotegido y fuera de su zona de confort.

El envolver a tu bebé con una manta ligera ayuda no solo a mantenerlo calientito mientras se acostumbra a su nueva temperatura, sino también a calmarlo y ayudarlo en esta transición del útero al exterior.

Esta técnica es muy útil para ayudarlo a conciliar el sueño, sin embargo, hay que tener en cuenta que debemos envolver correctamente a nuestro bebé; de lo contrario, podríamos ocasionar problemas más graves (desde diplasia de caderas hasta asfixia accidental).

Para asegurarte de envolver correctamente a tu bebé, debes tomar en cuenta 3 aspectos clave:

  • Tu bebé debe estar recostado boca arriba. Puedes usar esta técnica durante una siesta o una noche completa, solo debes asegurarte de que tu bebe siempre esté recostado sobre su espalda.
  • Debe haber suficiente espacio para que sus piernitas puedan doblarse y su cadera pueda moverse.
  • Solo debes envolver a tu bebé hasta que cumpla 1 o 2 meses de edad ya que después de esta edad, tu bebé podrá voltearse por sí mismo, quedar boca abajo y ocasionar asfixia.

En Hasen puedes encontrar un paquete de sábanas hechas de franela que son ligeritas, suaves y calientitas para envolver a tu bebé y ofrecerle ese confort que necesita. Puedes encontrarlas e aquí https://babyhasen.com/shop/accesorios-para-tu-bebe/sabanas-de-franela-para-bebe/

Si deseas consultar este tema con mayor profundidad puedes entrar a esta página aquí o ingresando a la siguiente liga: https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/diapers-clothing/Paginas/swaddling-is-it-safe.aspx